Problemas que tratamos

  1. Estás aquí:
  2. Inicio
  3. Trastornos
  4. Ansiedad

Ansiedad

La ansiedad es una parte normal de la vida. Es un mensajero que nos indica la presencia de un aspecto que ha de ser resuelto. La ansiedad es un indicador de que algo no funciona en nuestra manera de pensar, en nuestro entorno o en ambos.

Es un síntoma muy común de muchos trastornos psicológicos y para su correcto tratamiento es necesario hacer un buen diagnóstico ya que la ansiedad puede esconder otro tipo de problemas.

Las personas con ansiedad elevada  se enfrentan a aspectos vitales que no manejan con efectividad.

La cara de una persona estresada al ver mucha gente

Los ataques de pánico, la agorafobia, la fobia social, el trastorno obsesivo-compulsivo o el trastorno por estrés postraumático son algunos ejemplos de los TRASTORNOS ANSIOSOS. El 16% de la población padece algún trastorno ansioso y se cree que si sumásemos las personas no diagnosticadas sería el 25% de la población.

Cuando la ansiedad supera los límites saludables impide nuestro bienestar e interfiere generando malestar en todas las áreas de la vida: social, familiar, laboral o intelectual.

La ansiedad se manifiesta de tres formas:

  • Percibimos una situación como peligrosa o amenazante.
  • Se activan diferentes sistemas corporales (corazón, respiración, tensión muscular, .)
  • Actuamos para evitar sentirnos ansiosos.

Son las situaciones cotidianas que interpretamos como amenazantes las que nos producen el sentimiento de ansiedad.

Sus principales síntomas son

FÍSICOS

  • Taquicardia y palpitaciones
  • Tensión y rigidez muscular
  • Tensión en la mandíbula
  • Sensación de nudo en el estómago o en la garganta
  • Molestias digestivas, nauseas, vómitos
  • Alteraciones en la alimentación, sueño, respuesta sexual.
  • Hormigueo, sensación de mareo, inestabilidad

PSICOLÓGICOS

  • Inquietud
  • Inseguridad
  • Agobio
  • Deseos de huir
  • Sensaciones de extrañeza
  • Sensación de duda constante
  • Sensación de "volverse loco"

CONDUCTUALES

  • Sensación de constante vigilancia y sospecha
  • Impulsividad
  • Inquietud constante
  • Torpeza motora
  • Bloqueos
  • Cambios en la voz
  • Disminución del deseo sexual
  • Alteración en la alimentación y el sueño

COGNITIVOS E INTELECTUALES

  • Dificultades de atención, concentración y memoria
  • Preocupación constante
  • Pensamientos repetitivos (obsesiones)
  • Recuerdos desagradables del pasado
  • Susceptibilidad
  • Pensamientos distorsionados

SOCIALES

  • Irritabilidad fácil
  • Dificultades a la hora de seguir una conversación, sensación de "estar en las nubes" (desrealización)
  • Disminución o aumento de la conversación
  • Dificultad para enfrentarse a las situaciones sociales, escapar de ellas

El tratamiento sólo farmacológico de los trastornos ansiosos incide únicamente en los síntomas y lleva en muchos casos a que el paciente dependa de los medicamentos ansiolíticos sin llegar a solucionar definitivamente su trastorno.

El tratamiento psicológico cognitivo conductual como parte de la PSICOTERAPIA INTEGRATIVA tiene en cuenta todos los ámbitos en los que interviene la ansiedad para recuperar un funcionamiento normal y adaptativo.

Ir al inicio


¿Sufres alguno de estos problemas? Podemos ayudarteSolicitar cita previa ahora