Problemas que tratamos

  1. Estás aquí:
  2. Inicio
  3. Trastornos
  4. Trastornos sexuales
  5. La respuesta sexual
  6. ¿Cómo se produce un orgasmo en el hombre?

¿Cómo se produce un orgasmo en el hombre?

Las dos manifestaciones principales de la reacción sexual masculina son la erección y el orgasmo, dividiéndose este último en dos fases: fase de acumulación del esperma en la uretra posterior, y la fase de eyaculación.

LA ERECCIÓN

Se muestra en la imagen: Los cuerpos cavenosos vacíos, como el pene se está llenando de sangre, los cuerpos cavenosos llenos y cuando el pene ya está lleno de sangre

El pene está compuesto por una serie de cuerpos cavernosos, son una especie de compartimentos plegados por los que circula la sangre cuando el pene está flácido. En el transcurso de la erección, estos compartimentos se encuentran distendidos por el aflujo de sangre mayor. Así, con el aumento de aflujo sanguíneo en los cuerpos cavernosos, el pene se dilata. El mecanismo de la erección depende del sistema parasimpático sacro (una de las ramas del sistema nervioso central), se produce una excitación de las fibras parasimpáticos colinérgicas destinadas a las arterias peneana. La erección, imposible de obtener por la decisión de la simple voluntad, puede ser desencadenada por un fenómeno puramente psíquico como una fantasía sexual, lo que implica entonces una especie de ensamblaje entre un elemento sexual mental y el automatismo reflejo. Finalmente, es necesaria  otra condición: la ausencia de factores psíquicos como la ansiedad que inhiban el reflejo neuro-vascular.

¿Cómo facilita la ansiedad el desarrollo de la disfunción eréctil?

Los principales mecanismos implicados en el bombeo y retención de sangre en el pene dependen de la actuación de una rama del Sistema Nervioso Central llamada Sistema Nervioso Parasimpático (SNP). La respuesta de ansiedad o de estrés implica una importante activación de otra rama llamada Sistema Nervioso Simpático( SNS), la rama contraria al SNP. Esta activación del SNS inhibe la actuación del SNP, que forma que dificulta  el llenado y la retención de sangre en el pene y en consecuencia la erección. El no centrarse en la situación, sino estar observándose continuamente para ver si es capaz a "cumplir", da lugar a sentimientos de ansiedad que producen una pérdida de erección. Si la persona intenta en esta situación "forzar" una respuesta de erección, intentando controlar la situación, se facilita una mayor respuesta de ansiedad y aumenta entonces la liberación de adrenalina y noradrenalina  que producen efectos similares a los de SNS pero más duraderos, por lo tanto la recuperación de la erección será muy difícil de lograr.
Tras suceder esto, si la próxima vez que el hombre vaya a tener una relación sexual, la ansiedad está presente porque anticipa un futuro fracaso de nuevo "y si pierdo la erección de nuevo.", el proceso será el mismo y la erección no se producirá. Quizás este hombre opte por evitar futuros encuentros sexuales o recurrir a los inhibidores de la fosfodiesterasa (VIAGRA y CIALIS).

ORGASMO Y LA EYACULACIÓN

El orgasmo se desarrolla en dos fases:

  1. Fase de acumulación del esperma en la uretra posterior. Esta fase de carga implica, por contracción de los epidídimos, de los deferentes, de la próstata, de las vesículas seminales y de las glándulas periuretrales  una transferencia y una acumulación de los diversos integrantes del esperma hacia la uretra prostática. Durante esta fase, la persona experimenta la sensación de eyaculación inminente, de punto de no retorno en la eyaculación.
  2. Una segunda fase, la visible, es la fase de descarga o de expulsión  y representa la eyaculación propiamente dicha. La eyaculación pone en acción la contracción de los músculos estriados  que rodean la base del pene, esta musculatura se contrae en intervalos  de 0,8 segundos, lo que tiene como efecto el contraer la uretra y expulsar rítmicamente el esperma. Durante la expulsión espasmódica del esperma, el hombre siente la sensación de placer  intenso, que constituye el orgasmo propiamente dicho.

La función sexual animal prácticamente automática, rara vez se inhibe. Por el contrario en el hombre la respuesta sexual es semi-automática, es decir, un pensamiento negativo durante la erección perturbar o abolir la erección.

Es decir, aunque un hombre tuviese un estímulo erótico como caricias sexuales, si en ese momento pensase el temor que le ocasiona no poder mantener la erección y sintiese ansiedad, el automatismo de la erección se frenará y la erección no se producirá.

Después de la eyaculación se produce una fase refractaria donde no es posible un nuevo orgasmo.

Ir al inicio

Anatomía sexual masculina

Ver cambios en la sexualidad con la edad

Drogas y fármacos que interfieren sobre la vida sexual

Ir a respuesta sexual


TLFN: 655076341/696034254

C/Ventura Rodríguez (margen derecho del Hotel de La Reconquista) Nº10-1ºDcha.- Oviedo - Asturias

Visita ahora nuestro foro de psicología.
¿Sufres alguno de estos problemas? Podemos ayudarteSolicitar cita previa ahora