Problemas que tratamos

  1. Estás aquí:
  2. Inicio
  3. Trastornos
  4. Trastornos de personalidad
  5. Tipos de trastornos
  6. Dependencia emocional

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD EVITADORA

  • Se caracterizan por una evitación conductual, emocional y cognitiva. Con respecto a la parte conductual,  evitan el iniciar o el responder a la iniciativa de otros que quieren relacionarse con ellos, evitan todo lo social. Por otra parte evitan pensar en las cosas que les hacen sentirse mal y tratan de distraerse.

CREENCIAS NUCLEARES
“No me puede querer nadie”

SUPUESTOS CONDICIONALES
“Si oculto mi verdadero yo, pareceré aceptable a los demás”, “Si muestro mi verdadero yo me rechazarán”

ESTRATEGIAS COMPENSATORIAS
Evitar iniciar conversaciones, evitar llamar la atención sobre uno mismo, evitar pensar sobre las cosas que a uno le ponen triste, evitar emociones negativas cuando sea posible, a través de distracciones y evitaciones sociales cuando sea posible. Evitar ser asertivo ante los demás, evitar desagradar a los demás o confrontarse con ellos.

SITUACIÓN PENSAMIENTO AUTOMÁTICO SIGNIFICADO DEL PENSAMIENTO AUTOMÁTICO EMOCIÓN CONDUCTA
Pensar acerca de la fiesta a la cual ha sido invitado “No tendré nada que decir, nadie querrá estar conmigo, lo pasaré fatal” “No le puedo gustar a nadie” Ansiedad, tristeza Se queda en casa
Se da cuenta de que está ansiosa ante la próxima reunión del personal “No puedo soportar esta mala sensación” “Soy vulnerable, mis emociones pueden escapa a mi control” Ansiedad Come para distraerse
El terapeuta le pregunta acerca de un evento de su infancia “Si se lo digo(a mi terapeuta), pensará que soy terrible” “Soy malo e inaceptable” Ansiedad Evita revelar el acontecimiento
  • Autodesaprobación, es decir, piensan de ellos mismos que son ineptos e indeseables y que el resto de las personas son superiores a él y le criticarían si le conociesen realmente. Incapaz de aceptarse como es. Es incapaz de pensar que los demás le puede aceptar con sus defectos y virtudes. Piensa: “Soy inadecuado”, “soy defectuoso”, “soy diferente, no encajo”, “no soy atractivo”, “soy aburrido”, “soy estúpido”, “soy un perdedor”, “no encajo”, “no tengo de qué hablar”, “me voy a poner en ridículo”
  • Expectativas de rechazo en las relaciones interpersonales. Cree que los demás le menosprecian, no desean su compañía, le desprecian y seguro que terminan por rechazarle. Piensa: “No les gusto”, “a la gente no le importo”, “la gente me rechazará”.
  • Miedo intenso a decepcionar a los demás. Piensan “no voy a echar ese currículum puesto que quizás decepcione a mi futuros jefes”, “no voy a ayudarle a solucionar el problema informático que tiene puesto que quizás no logre arreglarlo y le decepcionaré”.
  • Creencia de que las emociones y los pensamientos desagradables no pueden tolerarse, piensa que no puede manejar los sentimientos intensos y que si se permite experimentar emociones negativas, estas irán en aumento y no lo tolerará. Piensa: “es malo sentirse así”, “es de débiles sentirse tan ansioso”, “siempre debo sentirme bien”, “los demás no son como yo, los demás no tienen ansiedad ni se encuentran mal”, “lo que me pasa es una confirmación de que soy inferior”, “si empiezo a sentirme un poco ansioso y no evito, no lo soportaré”, “perderé el control si me dejo llevar por la ansiedad”, “si dejo ver mi ansiedad, se reirán de mi”
  • Temen que se descubra que son defectuosos. Si se relacionan con los demás, tratan de ocultar su verdadera personalidad, puesto que creen que si los demás les conociesen realmente les rechazarían; piensan que si consiguen engañar a los demás serán aceptados. Así piensan “es necesario que nada se acerque a mi lo suficiente para no ser descubierto”, “si de verdad supieran cómo soy me rechazarían”, “debo ocultarme tras una fachada para gustar”, “en cuanto me conozcan se darán cuenta de que soy inferior”, “
  • Tensión intolerable en las situaciones sociales con otras personas, con lo cual prefiere la soledad y el aislamiento. A veces limitan su vida enormemente. El desasosiego social no se limita solo situaciones sociales con un gran número de personas, sino que con una sola persona puede existir esa sensación de tensión, incluso con los más íntimos.
  • Tienen pocos amigos de confianza, en ocasiones solo el cónyuge. Aunque expresan deseos de afecto, aceptación y amistad.
  • Si establecen relación con alguien, piensan que deben de ofrecer una apariencia perfecta para gustarle al otro continuamente y que no le rechace, por ello piensan: “tengo que ser agradable en todo momento”, “he de hacer todo lo que me piden para ser aceptado”, “no se decir que no”, “si ve que me equivocó pensará mal sobre mi”, “si le desagrado de alguna manera pondrá fin a nuestra amistad”, “he de mostrarme encantador para que no vea lo defectuoso que soy”.
  • Si la relación que establecen es de pareja, intentarán no mostrar su verdadera forma de ser para no ser abandonados, no le comunicará a su pareja aquello que le gusta o le disgusta por miedo a lo que puedan pensar de él. Así la intimidad se hace verdaderamente difícil y las relaciones de pareja pueden verse afectadas. Por ello en ocasiones pueden llegar a sacrificar el deseo de tener pareja para no ser descubierta la verdadera personalidad que creen tener. Creen que nunca van a gustar verdaderamente a alguien.
  • Se centran más en sus propios pensamientos y reacciones fisiológicas internas (por ejemplo que le tiemblan las manos o que se pone colorado) que en los demás, por ello no se fijan realmente en lo que los demás les están diciendo y esto puede hacer que pierdan el hilo de la conversación y acaben pensando de sí mismos que no se enteran de nada y que no son habilidosos socialmente. Al no prestar atención a los demás puede sacar conclusiones incorrectas sobre cómo reaccionan los demás y pensar “me rechazó”, “no me contestó porque lo que dije es estúpido”, “ni si quiera me miró”, “no le dio importancia a lo que dije”.
  • Sacar conclusiones precipitadas sobre lo que los demás piensan de uno, incluso de personas irrelevantes para uno como alguien que les atiende en una tienda o el conductor del autobús. Pensarán: “le di mal el cambio, pensará que soy idiota”, “la señora de la tienda pensará que soy un tacaño comprando solo esto”.
  • Continuamente piensa lo que pensará de ellos, siempre se plantea si habrá gustado o si alguien habrá sacado conclusiones inapropiadas sobre sus acciones.
  • Excluyen los datos que pueden ser positivos para ellos. Piensan : “en la esa conversación di el pego, pensaron que soy simpático, pero fue porque les engañé, yo realmente soy un soso”, “parecí inteligente en la reunión, pero realmente ya se darán cuenta de que no es así y  de que soy un mentiroso”, “si me conocieran realmente no les gustaría”.
  • Siente frecuentemente soledad y tristeza  dado el miedo que tiene al rechazo o a la profundización de amistades.
  • Siempre encuentran una excusa para no hacer las cosas y alcanzar las metas puesto que el coste por realizarlas y enfrentarse a las situaciones es muy alto: “no me va a gustar hacerlo”, “mañana lo haré”, “si lo hago me sentiré ansioso”, “solo es preferible sentirse bien uno mismo que estar pasándolo mal”, “lo haré más adelante”, “ahora no tengo ganas, seguro que las tengo más tarde”.
  • Se resiste a cambios que le puedan dejar expuesto ante la opinión de los demás, así pueden rechazar un ascenso en su trabajo, como también acudir a fiestas o cualquier gratificación de la vida que les ponga en contacto con los demás y poder ser evaluado.
  • Creen que la solución a sus problemas, la relación perfecta o el trabajo inmejorable caerá del cielo algún día, así que permanecen inmóviles.
ESQUEMA DE FUNCIONAMIENTO
Situación Pensamiento automático Emoción desagradable Pensamiento automático (en respuesta a la emoción desagradable) Emoción

Conducta
Realizar la tarea que se le ha encargado “Esto es demasiado difícil” Ansiedad “Lo haré más tarde” Alivio temporal

Ve la TV

Ir al inicio

Volver a Tipos de trastornos de la personalidad


¿Sufres alguno de estos problemas? Podemos ayudarteSolicitar cita previa ahora