Problemas que tratamos

  1. Estás aquí:
  2. Inicio
  3. Tipos de tratamientos

Tipos de tratamientos

Existen muchos tratamientos para los trastornos psicológicos.

¿Qué hacer entonces si padezco alguno de estos trastornos?

Básicamente existen dos tipos para los trastornos psicológicos siendo los dos muy diferentes:

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

Fármacos

El tratamiento farmacológico utiliza como su nombre indica los fármacos. Es un tratamiento sintomático, es decir, trata los síntomas. Para ello utiliza medicamentos como los ansiolíticos (tranquilizantes), antidepresivos, neurolépticos (antipsicóticos). entre otros. Estos medicamentos aplacan los síntomas como parte importante de los trastornos emocionales. Los síntomas son los indicadores de la existencia de un problema.

Por ejemplo si una persona se rompe un brazo y le duele, el dolor es el síntoma que indica que el brazo está roto. Para paliar ese dolor la persona tomará analgésicos (medicamentos contra el dolor) pero su curación se dará si se le vuelve a  colocar el brazo en su sitio.

¿Es malo que tome un medicamento para el dolor? no, pero el medicamento no le va a curar el brazo roto, solo le quitará el dolor. Lo mismo ocurre cuando  padecemos un trastorno psicológico y tomamos una medicación, nos alivia los síntomas pero no nos curamos por ello.   Además los trastornos psicológicos tienen un origen psicosocial, es decir, dependen de la persona y de su entorno.

Imagínese que padezco un episodio depresivo porque soy una persona que tiendo a ver las cosas de forma muy negativa (pensamiento catastrofista) y además he perdido mi trabajo. Esta situación y mi forma de verla me producen unos síntomas depresivos (tristeza, apatía, cansancio, nerviosismo.). La medicación aplacará esos síntomas pero de ninguna manera cambiará mi forma de pensar ni, por supuesto, me dará un trabajo. Así ocurre que muchas personas que sólo tratan los síntomas de los trastornos psicológicos con medicación se encuentran con que lo que al principio iban a ser unas semanas o meses de toma de medicación acaban siendo años y cada vez que intentan retirarla vuelven a encontrarse lógicamente muy mal.

Los medicamentos además tienen EFECTOS SECUNDARIOS como la dependencia (son adictivos) y la tolerancia (necesitamos cada vez más medicamento para lograr el mismo efecto). Preocupante es el número elevado de dependientes a los tranquilizantes (ansiolíticos, benzodiacepinas) en España donde su consumo ha aumentado un 20% en los últimos 5 años. Más información (enlace al periódico La Nueva España)

 En Asturias concretamente los tranquilizantes y antidepresivos son los medicamentos más consumidos. Más información (enlace al periódico La Nueva España)

El uso de estos medicamentos tranquilizantes no debe superar los tres meses y en muchos casos  el paciente acaba tomándolos toda la vida y lo que es peor, la raíz de su problema está aún sin tratar.

Es el mal uso de la medicación y no la medicación en sí lo que plantea todos estos problemas. La medicación es buena para lo que sirve, aplacar síntomas. Detrás de estos síntomas es donde radica la causa de los trastornos psicológicos. Los síntomas son meros indicadores de la existencia de un problema.

Ir al inicio

TRATAMIENTOS PSICOTERAPÉUTICOS

Los tratamientos psicoterapéuticos abordan los trastornos psicológicos desde una perspectiva muy diferente a los tratamientos farmacológicos.

Ilustración de un cuerpo pensando

Parten de la base de que los trastornos psicológicos no son enfermedades como la diabetes o la gripe sino que son trastornos que además de afectar a la fisiología (síntomas corporales) afectan también a la forma de pensar de las personas, a su conducta y a su entorno social y familiar. Por ello su tratamiento debe englobar todos estos ámbitos y no sólo el aspecto sintomatológico de los tratamientos farmacológicos.

La forma de interpretar de la persona, su personalidad, su situación actual, su forma de interactuar con el entorno, sus relaciones interpersonales son las que diferencian el hecho de que una persona sufra un trastorno psicológico y otra no.

Todos estos aspectos son los que están detrás de los síntomas y los que aborda el tratamiento psicoterapéutico de forma individual con la persona afectada.

La forma más efectiva y moderna de psicoterapia para los trastornos psicológicos es la terapia cognitivo-conductual. Basada principalmente en las interpretaciones distorsionadas o disfuncionales que aparecen en los trastornos psicológicos y que influyen directamente en la conducta y emociones del individuo, es el método más estudiado y eficaz de los tratamientos psicoterapéuticos.

Ver una serie de enlaces que muestran la eficacia de la terapia cognitivo-conductual aplicada a diversos trastornos.

Ir al inicio


TLFN: 655076341/696034254

C/Ventura Rodríguez (margen derecho del Hotel de La Reconquista) Nº10-1ºDcha.- Oviedo - Asturias

Visita ahora nuestro foro de psicología.
¿Sufres alguno de estos problemas? Podemos ayudarteSolicitar cita previa ahora