Trastornos de personalidad

  1. Estás aquí:
  2. Inicio
  3. Trastornos
  4. Alimentación

Alimentación

Los trastornos alimenticios como la obesidad infantil, la obesidad mórbida en adultos, la anorexia, la bulimia, la ortorexia y la vigorexia están adquiriendo cifras preocupantes en nuestro país.

Una persona pesándose en una báscula

La imagen corporal con su ideal de "belleza", las circunstancias familiares, la personalidad con baja autoestima,  con demasiada autocrítica y perfeccionista, el tener tendencias depresivas o ansiosas constituyen factores de riesgo para padecer alguno de estos trastornos psicológicos.

La persona que padece un trastorno alimenticio piensa en la comida o en su cuerpo de forma recurrente, intensa y repetitiva, es decir, obsesionada. Su vida gira en torno a su trastorno desde el primer momento del día. El cansancio, la irritabilidad, los cambios frecuentes de humor, la sensación ansiosa de "perder el control" son síntomas, entre otros, de los trastornos alimenticios.

En algunos de ellos como por ejemplo la bulimia, la comida es usada como ansiolítico (reductor de ansiedad) a corto plazo en forma de atracón. En otros aparece un miedo intenso y fóbico a los alimentos como en la anorexia y en otros el placer de comer no se puede comparar con ningún otro como es en el caso de la obesidad.

Los trastornos alimenticios conllevan la aparición de numerosos daños físicos como la aparición de problemas bucodentales (caries), irritaciones y perforaciones ulcerosas del tracto digestivo, anemias, amenorrea (pérdida del periodo), alteraciones cardiacas, alteraciones de los iones en sangre, infertilidad o las temidas enfermedades cardiovasculares. En algunas ocasiones la gravedad de los síntomas que se presentan pueden conducir incluso a la muerte por inanición del paciente (anorexia).

Frecuentemente los trastornos de alimentación vuelven a aparecer aunque alguna vez hayan sido tratados. Esto se debe a que el trastorno de alimentación constituye a veces un síntoma en sí de un trastorno de la personalidad. La habilidad y formación de un buen terapeuta le ayudarán a clarificar y diagnosticar si existe un trastorno de la personalidad como fondo al trastorno alimenticio.

Los trastornos alimenticios tienen múltiples causas y todas ellas se encuentran en los ámbitos personales, familiares y socio-culturales. Su tratamiento ha de tener en cuenta todas estas áreas que afectan al paciente que los sufre.

La PSICOTERAPIA INTEGRATIVA, constituye hoy en día el tratamiento más indicado y eficaz para los trastornos alimenticios, con técnicas como:

  • Reestructuración cognitiva
  • Psicoeducación acerca de la alimentación (teoría del set-point, por ejemplo)
  • Técnicas motivacionales
  • Técnicas para el manejo adecuado de las relaciones interpersonales
  • Regulación emocional correcta
  • Autorregistros de alimentación
  • Técnicas de intervención familiar

Ir al inicio


TLFN: 655076341/696034254

C/Ventura Rodríguez (margen derecho del Hotel de La Reconquista) Nº10-1ºDcha.- Oviedo - Asturias

Visita ahora nuestro foro de psicología.
Unidad de Trastornos de PersonalidadMás sobre la UTP