Trastornos de personalidad

  1. Estás aquí:
  2. Inicio
  3. Trastornos
  4. Niños y adolescentes

Niños y adolescentes

El camino que tiene que recorrer un niño durante su infancia y adolescencia no es fácil. Son muchos los logros que ha de ir superando y muchas las situaciones nuevas a las que ha de encontrar la forma de adaptarse.

Una niña con su padre

El desarrollo psicológico de un niño supone atender a su crecimiento físico, psicomotor e intelectual. Pero implica también un desarrollo  cognitivo, socioafectivo, de la personalidad, social y de normas y valores.

El desarrollo de la personalidad y de las emociones desde los primeros años de vida está íntimamente relacionado con los procesos educativos y de socialización dentro de la familia. Así, la mayor o menor autoestima, la regulación adecuada de las emociones, y la construcción de una personalidad sana tienen lugar en el seno de la familia.

Desde nuestro conocimiento de la psicología evolutiva y de la formación de la personalidad infantil, aplicamos un  programa de ENTRENAMIENTO PSICOEDUCATIVO PARA PADRES, que se ofrece como una estrategia preventiva. Comprender por qué nuestros hijos actúan de una determinada manera, saber solucionar los pequeños conflictos del día a día, conocer  las estrategias que a los niños les permite hacer frente a sus emociones y controlarlas, etc. En definitiva, aplicar un estilo educativo que ayude al desarrollo psicológico del niño y del adolescente.

  • Desarrollo Psicológico en la primera infancia
  • Desarrollo Psicológico entre los 2 y los 6 años
  • Desarrollo psicológico entre los 6 años y los 12
  • Desarrollo en la adolescencia

El desarrollo normal y el patológico están con frecuencia tan unidos que puede ser difícil diferenciarlos.
La familia es la primera en detectar cuando un problema sobrepasa los límites de los que consideran normal. Aunque en ocasiones es en la escuela donde se detectan los problemas como en el Trastorno por Déficit Atención con Hiperactividad.

Las estimaciones generales  de trastornos conductuales, emocionales,  y del desarrollo en niños se encuentra en un 22%. Estas estimaciones no incluyen perturbaciones menores que no llegan a ser diagnosticadas por tratarse de problemas menores.

Entendemos por problema psicopatológico infantil cualquier comportamiento que hace sufrir al niño y a su entorno y que limite sus posibilidades de realización personal, actuales o futuras.

Los problemas psicopatológicos infantiles pueden ser menores (aquellos que son comunes, que se dan con mucha frecuencia y que por lo general aparecen y desaparecen aunque mientras coexisten producen malestar). Suelen ser producto de malos hábitos o de una cierta inmadurez pasajera. En ocasiones pueden ser indicio de un problema mayor futuro. Algunos de ellos son los problemas del sueño, problemas de conducta, demandas de atención, dificultades con la atención, etc

En otras ocasiones los problemas psicopatológicos pueden ser mayores, algunos de ellos son el autismo, trastornos del sueño, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, trastornos esfinterianos (enuresis, encopresis), trastornos de ansiedad, de la alimentación (anorexia, bulimia), depresión o trastornos de la personalidad.

Los tratamientos que utilizamos están empíricamente demostrados, como la Terapia cognitivo-conductual para niños y adolescentes:

  • Tratamientos conductuales (desensibilización sistemática, técnicas operantes, procedimientos de modelado, técnicas de relajación infantil, técnicas de modificación de conducta)
  • Técnicas cognitivas (reestructuración cognitiva, reatribución, solución de problemas, autocontrol)
  • Entrenamiento en habilidades sociales, de comunicación, negociación y solución de problemas
  • Entrenamiento psicoeducativo para padres.

Ir al inicio


Unidad de Trastornos de PersonalidadMás sobre la UTP