Trastornos de personalidad

  1. Estás aquí:
  2. Inicio
  3. Trastornos
  4. Pareja
  5. Los celos, la dependencia y el independentismo
  6. El independentismo

El independentismo

Asistimos actualmente a una moda de ser independientes. Ahora podemos hacer cosas que hace unos años eran impensables. Podemos decir, hacer, pensar   lo que queremos (con ciertas limitaciones claro), así como salir y entrar en una relación cuantas veces nos plazca. A esto lo llamamos independencia. Pero es fácil confundir la libertad, la independencia  con el independentismo. Por independentismo entendemos la falta de compromiso. La falta de compromiso, político, social, familiar, conyugal.
La sociedad actual permite el camuflaje de estas personas en una supuesta modernidad que les permite tener su casa, su coche, su trabajo, en definitiva su vida sin ataduras.

LA INDEPENDENCIA nos permite ser libres para poder decidir con quién o con qué vamos a comprometernos. El independentismo no nos deja decidir libremente porque no se puede elegir la opción del compromiso.

Por ejemplo, si una mujer  decide comprometerse con Juan y renuncia a  Manuel, está siendo libre para elegir con quien quiere vivir en pareja y apostar por una relación de calidad que la enriquezca. Esto implica que Juan, Antonio y otros tantos, ya no son una elección, porque ya eligió. Se puede comprometer.

Pero si esa persona no puede comprometerse, no elige con libertad, simplemente no puede.

El independentista se encuentra insatisfecho con sus logros, nada parece llenarle, acumula títulos, experiencias, mujeres/hombres, pero nada le llena.  Pasa por la vida sin querer comprometerse, así que no tiene grandes amigos, tiene conocidos. No tiene mujer/marido, tiene amigas/os con derechos varios. No tiene un trabajo, porque ninguno le dura lo suficiente.

Cuando el independentista tiene una relación, sea ésta más o menos profunda puede culpar al otro miembro de la pareja de pedirle demasiado, de ser muy dependiente, de no entender cómo son las relaciones ahora, de manifestar celos absurdos. La pareja del independentista es fácil que pueda dudar de si realmente le estará pidiendo demasiado y se sienta culpable por los sentimientos que tiene.

La Señora P se siente mal en la relación de pareja que tiene con el Señor P. Éste le dice que no es moderna, que depende mucho de él, que lo que debe hacer es salir más con sus amigas y buscarse alguna afición. Mientras el Señor P sale hasta altas horas de la madrugada con sus amigos, se dedica a sus aficiones como el tenis, su moto, su gimnasio. Cuando la Señora P habla con él acerca de planes de futuro como casarse o tener hijos, su pareja le dice: "no se porqué tanta prisa, primero hay que disfrutar de la vida". Diez años después las cosas siguen igual.

¿A QUÉ PERSONAS LES CUESTA COMPROMETERSE?

  • Las personas narcisistas
  • La personalidad histriónica
  • La persona pasivo-agresiva
  • La persona evitativa
  • Las personas esquizoides
  • La personalidad paranoide

Ir al inicio

Ir a "Los celos, la dependencia y el independentismo"


TLFN: 655076341/696034254

C/Ventura Rodríguez (margen derecho del Hotel de La Reconquista) Nº10-1ºDcha.- Oviedo - Asturias

Visita ahora nuestro foro de psicología.
Unidad de Trastornos de PersonalidadMás sobre la UTP