Trastornos de personalidad

  1. Estás aquí:
  2. Inicio
  3. Trastornos
  4. Trastornos de personalidad
  5. Tipos de trastornos
  6. Trastorno límite de la personalidad ¿Qué hacer?

¿QUÉ HAGO SI SOSPECHO QUE TENGO UN TRASTRONO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD O LO TIENE ALGUIEN CERCANO A MI?

Actualmente en consultas de medicina general, servicios de urgencias de los hospitales y clínicas privadas de psicología acuden personas desesperadas o familiares que acuden  buscando una solución a un caos que no saben cómo manejar.

En muchos casos se trata de personas con un amplio historial médico de ingresos hospitalarios con síntomas de ansiedad y crisis de pánico, así como intentos de suicidio o numerosas autolesiones hechas por cortes o quemaduras.

 La causa por la que piden ayuda puede ser en ocasiones trastornos de la conducta alimenticia (anorexia, bulimia) o problemas de drogas (abuso del alcohol u otras drogas), depresión y trastorno bipolar.

En otras ocasiones son ingresados de urgencia y  diagnosticados de trastorno por adaptación tras narran el paciente su malestar tras una ruptura de pareja ante el clínico.

En todas estas ocasiones  pueden ser medicados con ansiolíticos y antidepresivos dado el cuadro que presentan, o también puede ser tratados en unidades para trastornos de la alimentación con un trastorno de la conducta alimentaria. Todas estas soluciones no hacen otra cosa que propiciar un círculo vicioso en el que la persona se enreda una y otra vez.

Las personas con un trastorno límite de la personalidad pueden pasar años en manos de diferentes profesionales, a veces participando en terapias de grupo donde parecen “encajar bien” (téngase en cuenta el mimetismo de las personas con TLP, es decir, es fácil que se identifique con las pacientes anoréxicas o con personas con un trastorno bipolar dado que pueden compartir síntomas con estos y sobre todo porque prefieren “ser anoréxicas a no ser nada”). El tema se complica cuando desde la medicina general se le prescriben fármacos ansiolítico o antidepresivos para el cuadro que presentan. Ninguna medida parece terminar con el problema, y en un corto espacio de tiempo vuelven los problemas desesperanzando más aún a la persona y a quien la rodea.

Los medios de comunicación tampoco favorecen a solucionar el problema, la falta de información sobre los trastornos de la personalidad son obvios.

Si la solución que nos planteamos es la búsqueda de apoyo psicológico, también se corre un riesgo: que el terapeuta no conozca la problemática, e igualmente trabaje cuestiones como el problema de juego, la depresión, etc pero no realice un buen diagnóstico del Trastorno límite.

En esta página se encuentra un cuestionario para personas que sospechen de estar padeciendo un TLP  Así como una serie de características que les definen.

Si cree estar en dicha situaciones pida ayuda profesional a un Psicólogo experto en TRASTRONOS DE LA PERSONALIDAD y en concreto alguien habituado a diagnosticar y  tratar a personas con TRASTORNOS LÍMITE DE LA PERSONALIDAD. No dude en preguntar la formación al respecto del terapeuta sobre estas cuestiones.

En el caso de que sea usted un familiar o pareja de una  persona con un posible trastorno límite,  puede encontrar cierto alivio al leer esta información pero dudar si decírselo a su pareja. En ese caso tenga en cuenta que la persona con posible trastorno límite es difícil  que  reconozca el problema y se enfade. Un terapeuta experto le puede aconsejar cómo intentar solucionar este nuevo obstáculo.

Ir al inicio

Volver a Tipos de trastornos de la personalidad


Unidad de Trastornos de PersonalidadMás sobre la UTP