PERSUM Clínica de Psicoterapia y Personalidad
C/ Uría 18 3º derecha - 33003 Oviedo Asturias (ESPAÑA)
Inicio > Actualidad > Artículo de opinión en La Nueva España. Tan normales, tan violentos.
Actualidad

Artículo de opinión en La Nueva España. Tan normales, tan violentos.

Publicado el 01/04/2016
en .
Por Esther Blanco , última actualización el 04/01/2019
Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn

De nuevo asistimos al  fallecimiento de otra mujer a manos de su pareja. Con este artículo de opinión en La Nueva España aportamos nuestra pequeña lucha con las mejores armas que tenemos.

Tan normales, tan violentos.

Recientemente hemos sido informados de nuevo de un caso de violencia de género en nuestra comunidad. Se suma a otras cuarenta y cuatro mujeres asesinadas en lo que va de año en España. Estas noticias nos sobrecogen a todos y nos generan un estado de incomprensión hacia lo que está ocurriendo y aumentando en los últimos años en nuestro país. Sin embargo El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en un estudio del diciembre pasado revela que la preocupación de españoles es ínfima con respecto a la violencia de género frente a otros asuntos como el paro.

Esta aparente indolencia por el dolor ajeno proviene en gran medida del desconocimiento más allá de lo alarmante de la noticia de los factores que inducen a alguien a cometer semejante atrocidad.

Los agresores son frecuentemente descritos como personas normales sin denuncias previas ni antecedentes judiciales, personas integradas en la sociedad con las que convivimos todos sin percibir ningún atisbo de anormalidad en su comportamiento. Esta falta de predictibilidad contribuye sin duda a nuestro desconcierto e incomprensión sobre el problema de la violencia de género.

El hecho de que alguien pueda comportarse con toda normalidad y pocas horas más tarde tener una conducta violenta que acabe con la vida de otra persona nos obliga a entender al individuo como un conjunto de estados cambiantes que se relacionan entre sí, es decir, todos tenemos unas formas de comportamiento en función del momento psicológico en el que nos encontramos. Por ejemplo, un padre puede ser muy cariñoso con su hijo y ese mismo día ser un déspota en su trabajo. Son la misma persona pero con estados psicológicos diferentes. La capacidad  de relacionar o asociar los diferentes y cambiantes estados es lo que lleva a tener una personalidad adaptada y flexible, lo que desde la psicología moderna se entiende como una personalidad normal. Cuando esa capacidad asociativa del individuo, debido generalmente a aprendizajes traumáticos en la infancia, no se produce, nos encontramos ante la personalidad anormal, inflexible, poco adaptativa y propensa a la violencia.

Te puede interesar:  Entrevista en La Nueva España. La Clínica Persum, centro pionero en disponer de una Unidad de Trastornos de la Personalidad.

Sería de utilidad abordar el problema de la violencia de género desde una perspectiva que tuviese más en cuenta la personalidad del individuo. Existen métodos psicométricos fiables que ayudarían a pronosticar el potencial de violencia de una persona.

La frontera entre lo normal y lo anormal es de todas formas difusa. Individuos normales pueden convertirse en seres violentos cuando las circunstancias así lo requieren como por ejemplo ocurre en las guerras. Además de la personalidad han de ser tenidos en cuenta factores socioculturales, el género y  la condición social entre otros. Abordar el problema de la violencia de género desde esta multiplicidad nos ayudaría a no verlo como un hecho aislado aunque frecuente. No es sólo algo triste que tenemos que lamentar, es un problema global que tenemos que entender desde sus orígenes, desde los hogares donde educamos donde la violencia está presente desde el momento en que encendemos el televisor o jugamos a un videojuego. ¿No es esto normalizar la violencia?.

Esther Blanco y Andrés Calvo. CLINICA PERSUM.

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial