PERSUM Clínica de Psicoterapia y Personalidad
C/ Uría 18 3º derecha - 33003 Oviedo Asturias (ESPAÑA)
Inicio > Actualidad > Cómo ayudar a una persona con Trastorno Límite de la Personalidad.
Actualidad

Cómo ayudar a una persona con Trastorno Límite de la Personalidad.

Publicado el 20/12/2019
en .
Por Esther Blanco , última actualización el 23/12/2019
Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Qué es un Trastorno Límite de la Personalidad?

El trastorno borderline o trastorno límite de la personalidad (TLP) se encuentra ubicado en el grupo B de los trastornos de personalidad (trastornos dramáticos, emocionales o erráticos). Podemos definir el TLP como un Trastorno de la Personalidad caracterizado por la dificultad que presentan los pacientes de regular sus emociones, presentando una inestabilidad emocional fuerte, pensamientos polarizados, impulsividad y unas relaciones interpersonales caóticas.

En una persona con un Trastorno Límite de la Personalidad también pueden presentarse intentos frenéticos de evitar el abandono, ya sea real o imaginario, desencadenando un comportamiento destructivo para su entorno o para ellos mismos, comprometiendo en ocasiones la propia vida. Una definición bastante acertada para describir a personas con este trastorno la hizo Schmideberg (1959), refiriéndose a estos pacientes como: personas «establemente inestables». Por lo que debido a sus características clínicas, se convierten en pacientes de difícil manejo por ser exigentes, acríticos con ellos mismos, invasivos y con tendencia a la manipulación.

Su diagnóstico es complicado de realizar, quizás porque esta sintomatología en un principio era usada para determinar a ese grupo de pacientes que no encajaban en ninguna enfermedad mental conocida, o simplemente para esos casos de difícil diagnóstico y tratamiento. Suele ser más complicado llegar a un diagnóstico definitivo cuando los pacientes se encuentran en la adolescencia. Por lo tanto, las únicas personas capacitadas para dar un diagnostico son los profesionales de la Salud Mental.

 

Causas del Trastorno Límite de la Personalidad:

Causas biológicas

Se desconoce el origen que puede tener este trastorno mental, aunque muchos especialistas han desarrollado diferentes supuestos que pueden influir, junto con la combinación de circunstancias del entorno y los factores genéticos.

Te puede interesar:  El trastorno de ansiedad

En el caso de Kenneth R. Silk (1997), psiquiatra especializado en este trastorno, sugiere que la conducta de estos pacientes puede estar influenciada por importante alteraciones en los neurotransmisores, por lo que una persona con trastorno borderline puede presentar dificultades debido a una alteración en ciertos neurotransmisores como:

  • Dopamina, un neurotransmisor que cumple muchas funciones en el cerebro, especialmente relacionadas con el comportamiento y la cognición.
  • Serotonina, participante activo en los procesos conductuales tales como: el estado de ánimo, la agresión e impulsividad. De hecho, el metabolismo de este neurotransmisor se asocia muy seguido a varios trastornos psiquiátricos.
  • Acetilcolina, neurotransmisor que tiende a causar acciones excitatorias, influyendo en el estado anímico.
  • Norepinefrina, hormona y neurotransmisor biosintetizada a partir de la dopamina, que se relaciona con la sensibilidad que presenta el individuo a su entorno.

Origen traumático del Trastorno Límite de la Personalidad

Su origen también suele relacionarse a experiencias tempranas de agresiones sexuales y físicas. No obstante aunque estos abusos pueden ser un factor desencadenante del trastorno, no todos los pacientes con TLP tienen un historial de agresiones. De hecho, John D. Preston (1997) señala que alrededor del 25% de estos pacientes no han mostrado evidencias de estrés o traumas tempranos. Por lo tanto no es acertado relacionar directamente los abusos físicos y sexuales en la infancia con el trastorno borderline.

Causas Psicológicas y sociales

Debemos admitir un origen pluricausal en el Trastorno Límite de la Personalidad desde un punto de vista Psicológico:

  • Déficit en las funciones de metarreprentación
  • Déficit de integración
  • Desregulación emocional (según Linehan)
  • Déficit de regulación emocional y déficit de diferenciación

Con respecto a las causas sociales, no podemos olvidar que la época en la que vivimos está caracterizada por el individualismo, la soledad, la superficialidad en las relaciones y  los apegos, pueden estar influenciando sobre l origen o al menos el mantenimiento del Trastorno Límite

Te puede interesar:  Modelos actuales de diagnóstico en los Trastornos de la Personalidad y repercusiones en su tratamiento.

 

¿Cuál es la sintomatología de una persona con Trastorno Límite de la Personalidad?

trastorno limite de la personalidad terapia

Síntomas afectivos:

  • Inestabilidad por una reactividad del estado de ánimo.
  • Dificultad para controlar la ira.
  • Sensación crónica de vacío.

Síntomas impulsivos:

  • Comportamientos autodestructivos
  • Relaciones interpersonales inestables, caracterizadas por extremos polarizados de idealización y devaluación.
  • Impulsividad en al menos 2 áreas, generalmente autolesivas, como: abuso de sustancias, atracones de comida, gastos innecesarios, conducción temeraria, entre otras.

Síntomas interpersonales:

  • Esfuerzo constante para evitar el abandono, real o imaginario.
  • Inestabilidad constante de la imagen propia.
  • Distorsión del sentido del Yo.

Síntomas cognitivos:

  • Síntomas disociativos graves.
  • Ideas paranoides, relacionadas habitualmente con el estrés.

Cifras del Trastorno Límite de la Personalidad:

  • Se estima que entre el 0.5% y el 5,9% de la población evaluada tiene prevalencia.
  • En los pacientes psiquiátricos ambulatorios este porcentaje se eleva a un 10%.
  • Los pacientes ingresados a una unidad psiquiatría tienen una prevalencia superior, estimada entre el 15% y el 25%. (Grant et al., 2008; Lenzenweger, Lane, Loranger, & Kessler, 2007).
  • Prevalencia entre el 0,2 y el 1,8% de la población general.
  • Este es el trastorno de personalidad más frecuente en un porcentaje entre el 30% y el 60%.
  • Es un trastorno que se presenta predominantemente en mujeres, en un ratio de 3:1, siendo entonces el 76% de los pacientes mujeres.
  • Su diagnóstico se da habitualmente en edades entre 19 y 34 años.
  • Tiene una alta comorbilidad con trastornos afectivos, ansiosos y de alimentación, además de abusos de sustancias.

En cuanto a las conductas impulsivas de los pacientes, sus porcentajes sueles oscilar entre los siguientes:

  • El riesgo de suicidio en los pacientes suele estar entre el 8% y el 10%.
  • Los pacientes tienen un riesgo de consumir sustancias ilícitas en un 50% y 70%.
  • El riesgo de que los pacientes se autolesionen es de un 70% y un 75%.

 

Cómo ayudar a una persona con Trastorno Límite de la Personalidad

Familiares:

Para los familiares de un paciente con este trastorno la convivencia suele ser bastante difícil, debido en muchas ocasiones a la incomprensión de las actitudes exacerbadas del paciente. También es normal que los familiares sientan emociones muy fuertes, principalmente desencadenadas por lo habitual de estas actitudes extremistas, por lo tanto, emociones como la ansiedad, la preocupación, el miedo e incluso la frustración por no poder ayudar son muy normales. Por ello, lo más recomendable para estos familiares de pacientes con Trastorno Límite de la Personalidad es acudir a un profesional en el área de la salud mental, para que puedan ser orientados correctamente y además eviten el desgaste emocional. Este asesoramiento se realizará adecuadamente cuando el profesional estudie el caso del paciente y pueda adaptarse a las necesidades tanto del individuo que padece Trastorno Límite de la Personalidad como de los familiares.

Te puede interesar:  Bienvenidos al blog de la Clínica de Psicólogos en Oviedo Persum

Profesionales:

Un profesional de salud mental podrá ayudar a una persona con Trastorno Límite de la Personalidad siempre que disponga del conocimiento y la experiencia necesaria en el abordaje de los Trastornos de la Personalidad, siendo el TLP uno de los trastornos más difíciles de tratar. Deberá evaluar al paciente desde un punto de vista individual  o y como parte de un sistema familiar y social, lo que más que facilitar el tratamiento, lo vuelve más complicado debido a las variables. No existe por sí mismo un manual de acción para personas con este tipo de trastornos, esto se debe a que cada caso está condicionado por factores como: personalidad del paciente, entorno y situación.

En conclusión, las personas con este trastorno no están incapacitadas bajo ningún contexto, por lo tanto, pueden desarrollarse ampliamente en muchos aspectos de la vida, en especial si cuentan con ayuda y apoyo. Pero para ellos llevar una vida normal es muy difícil, aunque si cuentan con la suficiente atención y empatía por parte de su entorno, pueden lograr una vida plena y contrarrestar muchos aspectos de su trastorno.

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial