PERSUM Clínica de Psicoterapia y Personalidad
C/ Uría 18 3º derecha - 33003 Oviedo Asturias (ESPAÑA)
Inicio > Actualidad > El programa televisivo Conexión Asturias entrevista a Andrés Calvo, director de la Clínica Persum sobre el tema Personas Tóxicas
Actualidad

El programa televisivo Conexión Asturias entrevista a Andrés Calvo, director de la Clínica Persum sobre el tema Personas Tóxicas

Publicado el 09/03/2015
en .
Por Esther Blanco , última actualización el 08/07/2019
Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn

¿EXISTEN LAS PERSONAS TÓXICAS?

De vez en cuando asistimos al nacimiento de nuevas definiciones que poco o nada tienen que ver con la literatura científica ni con una forma comprensiva de acercarse al ser humano, su personalidad o la disfunción de ésta última. Los periódicos, y sobre todo las redes sociales difunden rápidamente términos que a nadie favorecen.

En este caso, personalidad tóxica, es un término acientífico, poco serio, nada comprensivo y que juzga al ser humano en lugar de explicárselo.

Para explicar a qué se refiere el concepto hemos de definir personalidad como una serie de rasgos relativamente estables  y duraderos. El grado en el que un individuo posee un rasgo es indicativo de la probabilidad que esa persona realice conductas gobernadas por ese rasgo. Los rasgos son constitutivos tanto de la personalidad normal como patológica. Se transformarían en Trastornos de la Personalidad cuando son inflexibles y desadaptativos, omnipresentes, de inicio precoz, resistentes al cambio y causantes de deterioro y malestar significativo.

La personalidad sería entonces  una forma de percibir, relacionarse y pensar sobre el entorno y sobre uno mismo. Se trata de un patrón complejo de características cognitivas (formas de pensar), emocionales (forma de sentir) y conductuales (forma de comportarse) profundamente enraizadas a través de las cuales damos significado al mundo, construimos la imagen de nosotros mismos,  nos relacionamos con los demás e interactuamos con el medio.

Si la personalidad es patológicamente  rígida e inflexible, nos impide adaptarnos a las diferentes situaciones de la vida generando psicopatología (síntomas), así  como  problemas en las relaciones con los demás.

Los problemas en la relación con los demás vendrían dados por  la necesidad de regular las propias emociones a través de los otros, regular implica poder encontrarse mejor “utilizando” al otro para ello. La persona no es consciente de ello, así que no podemos presuponer maldad y/o toxicidad  tan alegremente.

Te puede interesar:  La Clínica Persum entrevistada por El Comercio

 

Una persona tóxica no es alguien de quien alejarse como presumen estas publicaciones, puesto que son personas heridas emocionalmente de una forma u otra. La mejor forma de relacionarse con estas personas es no jugando un rol complementario a ellas. Aunque sí es cierto que no hemos de  “quedarnos” sus formas poco adaptativas de ver el mundo, o ser complementarios a ellas, debemos comprender que estamos ante alguien que sufre y que quizás debería consultar con un buen psicólogo.

Para ver la entrevista, acceder mediante el siguiente enlace (minuto 46 del Programa)

CONEXIÓN ASTURIAS

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial