PERSUM Clínica de Psicoterapia y Personalidad
C/ Uría 18 3º derecha - 33003 Oviedo Asturias (ESPAÑA)
Inicio > Actualidad > La técnica de la Caja de Arena
Actualidad

La técnica de la Caja de Arena

Publicado el 03/11/2019
en .
Por Esther Blanco , última actualización el 08/11/2019
Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn

La caja de arena se encuentra entre las herramientas terapéuticas más útiles para el trabajo con niños y adultos. La realización de la caja de arena nos permite simbolizar los contenidos verbales mediante el pensamiento en imágenes cuando hacerlo de manera verbal es complicado.

Cuando el origen del problema es un trauma infantil , recordar y explicares una fuente de sufrimiento. Utilizar la caja de arena supone una distancia que permite elaborar la experiencia traumática sin tanto dolor.

¿En qué consiste la técnica de  «La Caja de Arena»?

La técnica de La Caja de Arena permite trabajar nos permite simbolizar los contenidos verbales mediante el pensamiento en imágenes cuando hacerlo de manera verbal es
complicado. Y esto es especialmente importante cuando el paciente tiene dificultades en ponerlos en palabras, como ocurre habitualmente en los niños.

Cuando el origen del problema es un trauma infantil, recordar y explicar es una fuente adicional de sufrimiento. Utilizar la caja de arena permite la distancia emocional necesaria para ir elaborando la experiencia traumática sin tanto dolor. Además, el juego es el lenguaje natural del niño y le aporta una narrativa que le permite liberar, expresar y simbolizar, desarrollando sentimientos de control, lo que sucede y lo que vive en su interior. El modelo teórico en el que se inserta la aplicación de la técnica se basa, pues, en las aplicaciones del trauma, el apego y la resiliencia.

Caja de Arena y Psiconeurobiología. Aplicaciones de la Caja de Arena a la traumaterapia

Los pacientes que presentan trauma complejo (han sufrido de manera prolongada relaciones tempranas de apego caracterizadas por el maltrato, el abandono o el abuso sexual. O ya de adultos ha habido personas que les han maltratado, acosado, agredido, abusado…), suelen presentar dificultades de moderadas a severas para la regulación emocional y de los niveles de excitación. Fácilmente se salen fuera de la ventana de tolerancia a las emociones. Sus reacciones ante las amenazas percibidas pueden conllevar la activación de las defensas que les sirvieron para sobrevivir: luchar, huir, bloquearse, grito de ayuda o disociarse. El sentido del self de estas personas –sentido de uno mismo a lo largo del tiempo- suele ser difuso. Además, pueden manifestar patrones de vinculación insegura con los otros (tienen rasgos evitativos, ansioso-resistentes o desorganizados) que son el legado del apego temprano que tuvieron que desarrollar para adaptarse a lo que sus primeros cuidadores les ofrecieron. La integración de los contenidos traumáticos ha de hacerse en fases avanzadas de la terapia, cuando el paciente presente niveles óptimos de regulación emocional, haya desarrollado un sentido de lo que le ocurre (también trabajando psicoeducación emocional) y manifieste una integración cerebral suficiente que le permita poder procesar los contenidos traumáticos. A menudo, además, hemos de ayudarles a reconstruir sus fragmentadas, incoherentes e inconexas historias de vida para que logren un sentido de sí mismos más integrado. Con los pacientes con trauma complejo debemos de proceder en la psicoterapia y con la técnica de la caja de arena con cautela, siendo capaces de crear con el paciente un vínculo de seguridad y confort, que el paciente desarrolle la expectativa de que la persona y las habilidades del profesional pueden ayudarle a regular sus estados internos en caso de descompensación, sin prisa y con grandes dosis de comunicación afectiva y empática.

Te puede interesar:  ¿Puede ocasionar dependencia la relación entre un paciente y su terapeuta?

Por todo ello, la psicoterapia con estos pacientes es un desafío. La técnica de la caja de arena puede constituirse, dentro de un programa psicoterapéutico basado en los modelos del trauma y el apego, en un instrumento idóneo. Ahora bien, las intervenciones con la caja de arena no están basadas en una cura verbal sino en el uso de la técnica para favorecer la regulación emocional, la conexión del paciente con el mundo en la arena y el psicoterapeuta y, si procede en ese momento, el procesamiento de los contenidos traumáticos. La caja de arena es una técnica que trabaja a un nivel inconsciente, operando mediante el pensamiento en imágenes y llegando delicadamente al hemisferio derecho, donde se grabaron las imágenes, las sensaciones y las emociones que forman parte de lo traumático. Es un taller silencioso de la mente. Por eso, hemos de confiar plenamente en el proceso y tratar de apartar la idea de que los mundos en la arena deben de comprenderse y entenderse solo desde los significados verbales. Los significados profundos de la relación del mundo en la arena con la vida personal y con el ámbito universal (arquetípico) del paciente suelen trabajarse en fases posteriores de la terapia, si aquel puede beneficiarse de un trabajo a este nivel.

Por otro lado, los aportes que la neurociencia nos ofrece nos permiten saber que, durante las fases de creación, contemplación y postcreación de una escena en la arena suceden cambios asombrosos en el cerebro. Del mismo modo, cuando un paciente está trabajando con una caja de arena y se produce un procesamiento de la información emocional, en el cerebro suceden modificaciones y se crean nuevas conexiones neuronales, esto es, favorece la neuroplasticidad cerebral y con ello el cambio terapéutico. En este taller vamos a conocer también qué sucede en el cerebro de las personas cuando hacen una caja de arena.

¿Con qué pacientes utilizar esta técnica?

La técnica de la Caja de Arena puede ser utilizada tanto en el ámbito infanto-juvenil como en la psicoterapia para adultos.

So objetivo principal es el tratamiento del trauma.

¿Qué entendemos por trauma?

Existen diferentes tipos de trauma:

  1. Trauma por acontecimientos externos. Terremotos, huracanes, …No hay acciones humanas ni intencionales
  2. Trauma interpersonal externo. La causa es externa a la víctima pero intencional desde un punto de vista humano. Guerras, secuestros
  3. Trauma interpersonal interno. Ciertos grados de maltrato interpersonal o cuidados inadecuados que conduce a ausencia de diagnóstico en los niños o diagnósticos múltiples. No cursa con síntomas del Trastorno de Estrés Postraumático según las clasificaciones clásicas.
  4. Trauma en las relaciones familiares o cercanas:
  • Deprivaciones o carencias severas
  • Separaciones o abandonos
  • Negligencia
  • Maltrato físico o psicológico
  • Violencia
  • Acoso o abuso sexual
Te puede interesar:  Las conductas adictivas y los Trastornos de la Personalidad

5. Trauma por acontecimientos en la infancia no derivado de las relaciones familiares como enfermedad en la niñez o acoso escolar

 

La caja de arena es una técnica utilizada dentro del ámbito de lo traumático, sin embargo hacemos una especial mención al uso de la caja de arena entendido dentro del Trauma interpersonal interno, el sucedido dentro de familias preocupadas por sus hijos pero con cuidados emocionales inadecuados. Es el llamado “Trastorno traumático del desarrollo” 

El Trastorno traumático del desarrollo fue propuesto por Besel Van der Kohl, psiquiatra americano, para ser incluido en el nuevo manual diagnóstico DSM-V. Aunque no llegó a ser incluido en dicho manual, es una categoría traumática muy a tener en cuenta dentro de la práctica clínica cotidiana.

 

¿Qué es el Trastorno traumático del desarrollo?

El trastorno traumático del desarrollo se caracteriza por ser padecido por niños criados en contextos no seguros. Son familias capaces de dar cuidados funcionales a sus hijos (comida, vestido, cariño, compañía) . No se trata de padres maltratadores o claramente negligentes, sino familias funcionales y cuidadosas de sus hijos. Sin embargo son padres desentendidos, “dismissing”. Son padres que perciben lo que ocurre en sus hijos pero no saben darle importancia, no son padres validantes de la experiencia del otro. No perciben con claridad las señales de sufimiento del otro, no dan importancia a las emociones o las minimizan (“Eso no es nada”, “Son cosas de chicos”). Son padres preocupados por sus hijos pero incapacitados para entenderles.

Características de un niño con Trauma del desarrollo

  1. Desregulación afectiva y fisiológica. Dificultades para recuperarse de rabietas, miedos, enuresis, encopresis, impulsividad. Falta de vocabulario para acceder a sus emociones, expresión emocional pero no verbal de su sufrimiento.
  2. Desregulación de la atención y la conducta. En muchas ocasiones cumplen los criterios para ser diagnosticados como TDAH.
  3. Niños desatentos, no tanto a cuestiones del aprendizaje como desatentos a las reglas que regulan las relaciones sociales. No entienden el motivo de lo que les pasa. Responden con autoprotección o autolesión
  4. Desregulación del self. Mucha procupación por la seguridad de sus cuidadores, por la supervivencia de sus padres más que por la de él mismo.Autoestima muy disminuida, ineficaces, impotentes (“No puedo”, “No sirvo”)

 

¿Qué tipo de diagnóstico suelen tener estos niños?

  • Precisamente falta de diagnóstico. Cambios frecuentes de terapeutas con resultados poco satisfactorios
  • Diagnósticos múltiples no relacionados con la causa última
  • Énfasis de los padres y/o profesores en el control de la conducta

Son niños con alta probabilidad de ser diagnosticados en la edad adulta como Trastorno Límite de la Personalidad

 

¿Cuál es la utilidad de la Caja de Arena?

Expresarse en el espacio de la caja de arena a través de las miniaturas es en sí mismo sanador y permite al niño o al adulto exponer emociones en conflicto. La caja de arena permite ese «darse cuenta» tan necesario en todo trabajo terapéutico. La caja de arena permite tanto en adultos como en niños un «verse por dentro», tomar mayor consciencia de nuestro mundo interno, mentalizar, conocer mejor nuestro yo.
Es un procedimiento que nos permite hablar sobre nosotros cuando hacerlo de una forma solamente verbal es complicado. Hay vivencias y emociones que cuesta poner en palabras puesto que no son claramente accesibles para el paciente, son muy dolorosas, o están en el ámbito de lo sensorial. La caja de arena es una técnica adecuada para trasformar el hecho traumático en un mundo que él construye y controla , provee de una sensación de dominio y triunfo sobre el trauma que le ayuda a sanar emocionalmente.

¿Qué es mentalizar?

La mentalización es la capacidad para entender a los demás y entenderse a uno mimso infiriendo los estado mentales que subyacen a la conducta manifiesta.

Te puede interesar:  Modelos actuales de diagnóstico en los Trastornos de la Personalidad y repercusiones en su tratamiento.

Es esencial para la autorregulación emocional y para la construcción de relaciones íntimas constructivas.

La pérdida de la mentalización aboca a inestabilidad emocional, impulsividad, condustas disruptivas y autodestructivas y violencia.

 

La caja de arena como facilitador de la mentalización

La caja de arena ayuda a desarrollar la mentalización , esto es, comprender que otros tienen una mente con deseos, intenciones y emociones. Comprender que uno mismo y el otro tienen estados internos. Representar y simbolizar en base a la caja de arena y las miniaturas  favorece que los niños y adultos comprendan que existen diferentes puntos de vista  y distintas mentes. Comprender que uno y los demás sienten y piensan de forma diferente es un éxito mentalizador.

Finalidad de la caja de arena

La caja de arena identifica metáforas  que pretender acercarnos y acercar al paciente al cómo está constituido su mundo interno. El énfasis de la caja de arena no es interpretar, analizar o dar significado, sino que la caja de arena pone el énfasis en el proceso. Hablar sobre la metáfora es opcional.
La caja de arena identifica cuáles son los puntos en conflicto y las fuentes de ayuda o fuerza. La caja de arena contemplan la visión resiliente del niño o del adulto, sus fortalezas.

Curso La Caja de Arena: Psicobiología y aplicaciones a la traumaterapia en la Clínica Persum en Oviedo

Para más información:

José Luis Gonzalo Marrodán impartirá el Taller especializado «La Técnica de la Caja de Arena y sus implicaciones psiconeurobiológicas» en La Clínica Persum en Oviedo.

 

Bibliografía:

  • «Construyendo puentes» La técnica de la caja de arena (sandtray). José Luis Gonzalo Marrodán. Desclée de Brouwer
  • «Tratamiento Basado en la Mentalización para Trastornos de la Personalidad» Anthony Bateman y Peter Fonagy
  • Perry, B., & Szalavitz, M. (2007). The Boy Who Was Raised as a Dog: And Other Stories from a Child Psychiatrist’s Notebook Child Psychiatrist’s Notebook–What Traumatized Children Can Teach Us About Loss, Love, and Healing.
  • Van der Kolk, B. A. (2017). Developmental Trauma Disorder: Toward a rational diagnosis for children with complex trauma histories. Psychiatric annals, 35(5), 401-408.
  • Van der Kolk, B. A. (2017).  El cuerpo lleva la cuenta (cerebro, mente y cuerpo en la superación del trauma). Madrid: Espasa

 

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial