PERSUM Clínica de Psicoterapia y Personalidad
C/ Uría 18 3º derecha - 33003 Oviedo Asturias (ESPAÑA)
Inicio > Especialidades > Psicología infantil > Los miedos en los niños
Psicología infantil

Los miedos en los niños

Publicado el 05/06/2018.
Por Esther Blanco , última actualización el 31/10/2019
Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn

Los miedos son muy comunes durante la infancia y la adolescencia. La mayoría de los miedos suelen ser transitorios, de intensidad leve y específicos de una edad. Suelen tener una finalidad adaptativa, descienden con la edad y son más frecuentes en las niñas.

Pero estos son muy intensos pueden llegar a interferir en la vida del niño y agravarse en la adolescencia. Los miedos además de interferir en el desarrollo del niño y adolescente pueden permanecer en la vida adulta y son un factor de riesgo para experimentar otros trastornos de ansiedad y, diferentes alteraciones psicopatológicas en la vida adulta.

Conviene por tanto diferencia los miedos “normales” propios de la infancia, que remiten espontáneamente con el paso del tiempo, de los miedos “patológicos” o fobias que requieren tratamiento. Estas son algunas de las claves para pensar que el miedo de nuestro hijo no es normal.

  1. Que el miedo sea desproporcionado a la situación. Por ejemplo es normal que sentir cierta ansiedad ante un examen, pero si el niño se queda en blanco ante un examen su miedo es excesivo. Por ejemplo, es normal sentir miedo ante una situación nueva como empezar a ir al colegio, pero si el niño no puede dormir, vomita o llora los domingos pensando en el lunes, el miedo es desproporcionado.
  2. Que esa elevada intensidad del miedo interfiera en la vida normal del niño. Por ejemplo el niño sufre enormemente cuando ha de quedarse a dormir en casa de lo abuelos y se ha de separar de sus padres. O el niño no soporta la separación que supone la escuela.
  3. El niño evita a toda costa las situaciones que le producen ansiedad. Por ejemplo cuando sentimos que es imposible convencer a un niño para que se quede a dormir con un amiguito.
  4. El miedo no corresponde a la edad o estadio evolutivo del niño.
  5. El miedo persiste en el tiempo.

EVOLUCIÓN DE LOS MIEDOS SEGÚN LA EDAD

Edad Miedos
De 0 a 2 años Pérdida brusca de la base de sustentación, ruidos fuertes, extraños, separación de los padres, heridas, animales, oscuridad
De 3 a 5 años Disminuyen: pérdida de soporte, extraños
Se mantienen: ruidos fuertes, separación, animales, oscuridad
Aumentan: daños físicos, personas disfrazadas
De 6 a 8 años Disminuyen: ruidos fuertes, personas disfrazadas
Se mantienen: separación, animales, oscuridad, daño físico
Aumentan: seres imaginarios (brujas, fantasmas, extraterrestres,…), tormentas, soledad, escuela.
De 9 a 12 años Disminuyen: separación, oscuridad, seres imaginarios, soledad
Se mantienen: animales, daño físico, tormentas
Aumentan: escuela (exámenes, suspensos), aspecto físico, relaciones sociales, muerte.
De 13 a 18 años Disminuyen: tormentas
Se mantienen: animales, daño físico
Aumentan: escuela, aspecto físico, relaciones sociales, muerte

Bibliografía:

  • Cantón Duarte, J. y Cortés Arboleda, M. R. (2008). El apego del niño a sus cuidadores. Madrid: Alianza Editorial.
  • Palacios, J., Marchesi, A. y Coll, C. (2008). Desarrollo psicológico y educación. 1. Psicología evolutiva. Madrid: Alianza Editorial.
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial