A partir del lunes 11 de Mayo la Clínica Persum atenderá de forma presencial a sus pacientes. Si lo desea puede ser atendido vía online. Póngase en contacto a través del 984706038 o info@persum.net. Consulte el Plan de Seguridad e Higiene.
PERSUM Clínica de Psicoterapia y Personalidad
Calle Uria, 18, 3º derecha, 33003 Oviedo, Asturias (ESPAÑA)
Depresión

Ciclotimia (trastorno ciclotímico) como trastorno bifásico

Los trastornos del estado de ánimo van desde la euforia más elevada (hipertimia) al ánimo más deprimido (hipotimia) pasando por un estado de ánimo normal que se conoce como eutimia.

Inicio > Especialidades > Depresión > Ciclotimia (trastorno ciclotímico) como trastorno bifásico
Publicado el 03/04/2020.
Por Esther Blanco , última actualización el 06/04/2020
Compartir:

Para poder comprender la ciclotimia, haremos una serie de distinciones previamente. Los trastornos del estado de ánimo van desde la euforia más elevada (hipertimia) al ánimo más deprimido (hipotimia) pasando por un estado de ánimo normal que se conoce como eutimia. Entre la más elevada euforia y la más profunda depresión cabe diferenciar varios estados de ánimo, cada uno de ellos con sus características propias.

En general podríamos decir que las personas mantenemos cierto grado de control sobre nuestro estado de ánimo, sin embargo en los trastornos del estado de ánimo esa sensación de control se pierde y consecuentemente se experimenta un gran malestar.

Conviene comenzar por realizar una distinción entre varios conceptos relacionados con el estado de ánimo como son ciclotimia, esquizotimia e hipertimia.

Qué es la ciclotimia, causas, relación con el trastorno bipolar, factores de riesgo y tratamientos en la Clínica Persum en Oviedo.

¿Qué es la ciclotimia? Definición

La ciclotimia es un trastorno bifásico ya que se caracteriza por oscilaciones entre una fase de hipomanía y una fase de depresión, siendo el estado de ánimo normal poco frecuente.

Cuando la persona está en el estado de hipomanía suele volverse más productiva y creativa, sin embargo en este estado la persona suele ser bastante desorganizada e ineficaz.

La persona ciclotímica suele ser vista como inestable e imprevisible.

La duración de este trastorno bifásico para poder establecer el diagnóstico debe de ser de al menos dos años y en ese periodo de tiempo los síntomas hipomaníacos y depresivos no cumplen los criterios de un episodio depresivo mayor (depresión mayor o manía).

Dada la dificultad para regular las emociones, no es raro que la persona acabe recurriendo al consumo de alcohol o drogas, al juego patológico o al aislamiento social como formas desadaptativas de regulación emocional.

Síntomas ciclotímicos. Características

Los síntomas del trastorno ciclotímico son muy oscilante

s entre ambos polos (hipertimia e hipotimia), pero no llegan a tener tanta intensidad como en la hipomanía y en el episodio depresivo.

Son característicos los siguientes síntomas:

  • Depresión (suele ser en estado depresivo cuando la persona solicita ayuda profesional)
  • Hipomanía (elevación del estado de ánimo, la persona en este estado no suele buscar ayuda profesional)
  • Aumento del deseo de dormir o reducción de la necesidad de dormir.
  • Aislamiento social o búsqueda social desinhibida.
  • Hablar poco o hablar en exceso (verborrea)
  • Llanto inexplicable que se alterna con bromas excesivas.
  • Poca actividad o aumento de la actividad que puede llegar a la agitación.
  • Malestar físico o sensación de plenitud.
  • Sentidos alterados o percepciones agudas.
  • Confusión mental que se alterna con pensamiento creativo.
  • Baja autoestima o confianza excesiva.
  • Pesimismo alternando con optimismo que puede conducir incluso a despreocupación.

La verborrea, un síntoma frecuente ¿Qué significa verborreico?

Una persona verborreica es aquella que presenta una alteración cuantitativa en el flujo del lenguaje con aceleración y dificultad para ser interrumpido. Suele ser uno de los síntomas más característicos de fases maníacas del trastorno bipolar.

Causas

En la ciclotimia interviene el componente genético ya que se estima que un 30% de los pacientes con este trastorno tiene historia familiar de trastorno bipolar tipo I.

A la hora de explicar las causas de la ciclotimia se suele recurrir a un modelo de vulnerabilidad-estrés.

Por un lado la persona tendría una predisposición genética que la convierte en vulnerable para desarrollar la ciclotimia si se expone a ciertos factores (estrés) como pueden ser el consumo de sustancias psicoactivas (drogas) o bien si experimenta una alteración en los ritmos del estilo de vida como puede ser el importante ritmo sueño-vigilia, también se ha visto como posible desencadenante acontecimientos traumáticos como puede ser el abuso sexual en la infancia y la adolescencia.

La alteración en la capacidad de regulación emocional puede ser una de las causas, para ello se estima que los circuitos cerebrales que conectan el córtex prefrontal con la amígdala y el sistema límbico estarían alterados.

Por esto entre las terapias que se recomiendan en el tratamiento de la ciclotimia las que poseen como componente habilidades de regulación emocional se vuelven especialmente importantes.

Factores de riesgo

En cuanto a factores de riesgo se suele señalar la edad, dado que la ciclotimia suele iniciarse en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta, la forma de presentación suele ser progresiva y el curso del trastorno crónico, existiendo riesgo de que la persona termine por presentar un Trastorno Bipolar (tipo I o tipo II)

En cuanto al sexo, la afectación se da por igual en hombres y en mujeres.

Complicaciones

Las complicaciones de la ciclotimia suelen originarse cuando ésta no se trata, y entre dichas complicaciones suelen señalarse:

Tratamiento en el trastorno ciclotímico

El tratamiento de la ciclotimia contempla tanto un tratamiento farmacológico como un tratamiento psicológico.

Tratamiento farmacológico en la ciclotimia

Respecto al tratamiento farmacológico se consideran primera línea de tratamiento los fármacos antimaníacos, como por ejemplo el litio o la carbamazepina.

Si se precisa tratamiento con antidepresivos se hace necesaria la realización de control y seguimiento frecuente dado el riesgo que muestran estos pacientes a experimentar episodios de manía/hipomanía cuando son tratados mediante fármacos antidepresivos.

Tratamiento psicológico en la ciclotimia

Por lo que respecta al tratamiento psicológico, añadir psicoterapias específicas incrementa la estabilidad anímica.

Es fundamental trabajar la conciencia de enfermedad, es decir la capacidad de insight, así como ayudar a los pacientes a desarrollar estrategias que favorezcan la gestión de los cambios de humor.

Terapias con evidencia empírica:

Psicoeducación

La psicoeducación busca incrementar el conocimiento que la persona tiene acerca de lo que le ocurre, y como consecuencia de aumenta dicho conocimiento acaba generando cambios a nivel cognitivo y conductual.

Los objetivos de la psicoeducación son diversos:

  • Aumentar la conciencia de enfermedad
  • Mejorar la adhesión farmacológica
  • Control del estrés
  • Evitar uso y abuso de sustancias
  • Lograr regularidad en el estilo de vida
  • Prevenir conductas suicidas
  • Incrementar el conocimiento y afrontamiento de consecuencias psicosociales
  • Mejorar la actividad social e interpersonal
  • Incrementar el bienestar y mejorar la calidad de vida

Terapia interpersonal y del ritmo social

La psicoterapia interpersonal y del ritmo social se centra en los acontecimientos vitales estresantes (por ej. disputas interpersonales) y en las alteraciones en los ritmos sociales (por ej. sueño, conducta alimentaria, actividad física) que pueden desencadenar el episodio afectivo.

Los componentes de la terapia interpersonal y del ritmo social incluyen:

  • Manejo de los síntomas afectivos por medio de la estabilización de los ritmos sociales y de la adherencia a la medicación
  • Resolución de problemas interpersonales (por ej. disputas con la pareja, con los padre, duelo no resuelto)

Terapia familiar

La terapia familiar promueve una relación de trabajo y colaboración activa entre el paciente, los familiares y los terapeutas.

La intervención familiar ofrece apoyo a los familiares, aumenta su conocimiento sobre la situación y ayuda a reducir el estrés.

Se ha encontrado que la alta emoción expresada por parte de los familiares puede condicionar el curso de la ciclotimia haciendo que los síntomas afectivos se vuelvan más agudos, con lo cual incluir la terapia familiar en el tratamiento ayuda a la familia a la hora de reducir el estrés que tanto ellos como el paciente afrontan.

Terapia orientada por la personalidad

Como se ha señalado previamente una de las complicaciones que puede aparecer en la ciclotimia es el Trastorno Límite de la Personalidad, por lo tanto en casos de ciclotimia resulta adecuado realizar una evaluación del estilo de personalidad del paciente con el fin de adoptar un enfoque terapéutico adaptado al caso.

Para pacientes en los que además de ciclotimia se observa un Trastorno Límite de la Personalidad se puede implementar un tratamiento como la Terapia Dialéctica Conductual (M. Linehan) que tiene entre sus objetivos terapéuticos ayudar a la regulación emocional del paciente y conseguir mayor estabilidad contribuyendo a que éste sea capaz de identificar sus estados emocionales, ponerles nombre y llevar a cabo estrategias conductuales de manejo de dichos estados que contribuyan a su estabilidad afectiva.

Del mismo modo la Terapia Dialéctica Conductual puede resultar útil ante tentativas de suicidio, realizando un correcto análisis funcional de la tentativa y proponiendo diferentes estrategias alternativas de solución de problemas.

Ciclotimia y trastorno bipolar

Se suele considerar la ciclotimia como una forma menor de trastorno bipolar, en ambos casos se dan fases de polo maníaco y de polo depresivo, sin embargo en el caso de la ciclotimia la intensidad de las fases es menor que lo que ocurre en el trastorno bipolar.

Por tanto en comparación con el trastorno bipolar I o II, las elevaciones y descensos en el ánimo de la ciclotimia son menos extremas.

En la ciclotimia lo que sería característico sería la hipomanía con síntomas depresivos leves durante más de dos años.

En el trastorno bipolar tipo I, se daría manía con o sin episodios depresivos.

Y en el trastorno bipolar tipo II se daría hipomanía acompañada de depresión mayor.

Otros trastornos relacionados con el Trastorno Ciclotímico

Esquizotímico

El concepto esquizotímico actualmente no se usa con demasiada frecuencia, pero se refiere a una personalidad de carácter tímido y distante con tendencia a la soledad y vivir excesivamente centrado en su mundo interior, viviendo sus experiencias íntimas con una gran profundidad e intensidad.

A nivel intelectual son vistos como personas originales, idealistas y que tienden al análisis abstracto, así como a la reflexión.

Al estar tan centrados en su mundo interior y desconectados de la realidad externa no es infrecuente que estas personas muestren déficits de habilidades sociales, lo que genera problemas para iniciar o mantener relaciones interpersonales.

El aislamiento de la realidad y la introversión hace pensar en la esquizotimia como un precursor de la esquizofrenia, ya que algunas personas pueden llegar a sufrir algún tipo de psicosis.

La tendencia a la introversión y al aislamiento en la esquizotimia permite diferenciarla de la ciclotimia. Otra característica diferencial entre la ciclotimia y la esquizotimia, es que en la ciclotimia la persona puede experimentar explosiones de cólera, sin embargo en la esquizotimia se experimenta una cólera más fría que está producida por la acumulación de frustraciones que rara vez tiende a exteriorizar.

Hipertímico. Tipos de hipertimia

El ánimo hipertímico se caracteriza por presentar un aumento excesivo del tono afectivo que es característico sobre todo en las fases maníacas del trastorno bipolar.

En este estado la persona se muestra alegre, optimista y satisfecha tanto de sí mismo como del entorno. El estado de ánimo elevado no va ligado a situaciones reales que puedan justificarlo, y en los casos en los que va ligado a situaciones reales externas el ánimo es desproporcionado en su intensidad.

 La  hipertimia se puede considerar como un paraguas que engloba dos tipos de alteraciones del humor que se presentan en diferente intensidad:

Subsíndrome hipomaniaco

  • Estado de vigilia normal o con tendencia a la hipervigilancia (exceso de alerta)
  • Pueden presentar una autoestima normal o ligeramente incrementada
  • Aumento de la disposición a las relaciones interpersonales
  • No presentan alteraciones sensoperceptivas salvo una ligera aceleración en el pensamiento
  • A nivel afectivo se caracterizan por una hipertimia discreta y por irritabilidad.
  • Este subsíndrome cuando se acompaña de depresión puede conducir al diagnóstico de trastorno bipolar tipo II.

Subsíndrome maniaco

  • El funcionamiento psíquico en el subsíndrome maníaco está más alterado
  • La persona se comporta de manera irresponsable
  • Imprudente e indiscreta
  • Aumento de la sociabilidad y frecuentes transgresiones de las normas.

La necesidad de hospitalización y la presencia de síntomas psicótico es característica del subsíndrome maníaco y no del subsíndrome hipomaniaco.

El subsíndrome maníaco cuando se acompaña de depresión puede conducir al diagnóstico de trastorno bipolar tipo I.

Hipotímico

El estado hipotímico es un estado de ánimo ligeramente triste. Se presenta de forma asociada abatimiento, lenguaje inexpresivo y lentitud en los movimientos, apareciendo también pérdida de interés por cuestiones que antes producían satisfacción.

Referencias bibliográficas:

  • Baena Zúñiga, A.; Sandoval Villegas, M.A.; Urbina Torres, C.C.; Helen Juárez, N. y Villaseñor Bayardo, S.J. Los trastornos del estado de ánimo. Revista Digital Universitaria. 2005. Vol. 6. Núm. 11 pp.1-14
  • Ductor Recuerda, M.J. Intervenciones psicosociales en el trastorno afectivo bipolar: valoración de los grupos psicoeducativos en una unidad de rehabilitación de salud mental. Apuntes de Psicología. 2014. Vol. 32. Núm. 2. pp. 181-189.
  • Ramos Valverde, R.A. El síndrome afectivo hipertímico. Revista electrónica Dr. Zoilo E. Marinello Vidaurreta. Vol. 39. Núm. 7

Reserve su cita

Solicite una cita o cuéntenos en qué podemos ayudarle
Le atenderemos lo antes posible.

Reservar cita
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial