PERSUM Clínica de Psicoterapia y Personalidad
C/ Uría 18 3º derecha - 33003 Oviedo Asturias (ESPAÑA)

Anorexia

Inicio > Anorexia
Publicado el 25/10/2019.
Por Esther Blanco , última actualización el 31/10/2019
Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn

La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizado por la restricción de la ingesta alimentaria de forma voluntaria, provocando una considerable pérdida de peso, que en casos graves puede llegar a generar cuadros severos de desnutrición. Esta pérdida de peso es buscada por la propia persona restringiendo su alimentación, incrementando el ejercicio físico o utilizando laxantes y diuréticos, así como vómitos tras las ingestas.

Síntomas físicos de la anorexia

  • Rechazo a mantener el peso corporal igual o por encima del valor mínimo normal considerando la edad y la talla (p. ej., pérdida de peso que da lugar a un peso inferior al 85 % del esperable, o fracaso en conseguir el aumento de peso normal durante el período de crecimiento, dando como resultado un peso corporal inferior al 85 % del peso esperable).
  • En las mujeres pospuberales, presencia de amenorrea; por ejemplo, ausencia de al menos tres ciclos menstruales consecutivos.
  • Anomalías en las analíticas
  • Pelo y uñas más débiles y finos
  • Deshidratación
  • Problemas de la piel
  • Aparición de vello corporal fino y largo, que se conoce con el nombre de “lanugo” .

Síntomas emocionales en la anorexia

  • Miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obeso, incluso estando por debajo del peso normal
  • Alteración de la percepción del peso o la silueta corporales, exageración de su importancia en la autoevaluación o negación del peligro que comporta el bajo peso corporal.
  • Irritabilidad
  • Baja autoestima
  • Ansiedad
  • Ánimo bajo

Síntomas conductuales en la anorexia

  • Disminución de la ingesta
  • Exclusión de varios grupos de alimentos de su dieta habitual
  • Fuerte incremento de la actividad física
  • Provocación de vómitos tras las ingestas
  • Reducción de la vida social
  • Cambio en la forma de vestir, cambiando las prendas habituales por prendas oversize que oculten su silueta
  • Evitar comer en lugares públicos

Cuando consultar al médico

Cuando observemos que alguien de nuestro entorno presenta algunos de los siguientes síntomas incipientes en un cuadro de anorexia, es necesario recomendarle acudir a un especialista en salud mental para que lleve a cabo una evaluación psicológica:

  • Pérdida significativa de peso
  • Cambios bruscos en su estilo de alimentación
  • Incremento excesivo de la cantidad de deporte que realiza
  • Evitar comer en lugares públicos
  • Vestirse con prendas anchas o mirarse excesivamente en los espejos
  • Comprobar las medidas de diferentes partes del cuerpo.

A quién afecta la anorexia

La anorexia nerviosa puede afectar a cualquier persona, pero es más frecuente que afecte a las mujeres jóvenes, especialmente entre los 12 y los 21 años. También existen casos en chicos adolescentes, pero es mucho menos frecuente.

Causas de la anorexia

La causa es desconocida, pero existen factores biológicos, sociales y psicológicos que funcionan como factores de riesgo. Los factores biológicos ejercen su influencia en la heredabilidad de algunos rasgos de personalidad como son el perfeccionismo y la elevada sensibilidad. Dentro de los factores sociales se encuentran los cánones de belleza de nuestra cultura, la presión de grupo en cuanto a la apariencia física y los mitos en cuanto al “cuerpo perfecto”. Por último, en los factores psicológicos, cabe señalar la personalidad obsesiva o con rasgos narcisistas en su personalidad. Las personas con esta personalidad tienen más facilidad para ceñirse a lo que ellos creen que deben hacer, ignorando el malestar que les puede generar tanto a nivel de sensaciones corporales como el hambre o la debilidad, como de emociones negativas como la ansiedad o la tristeza. Además, la tendencia al perfeccionismo hace que nunca lleguen a percibirse lo suficientemente bien, por lo que mantienen estas conductas.

Factores de Riesgo en la anorexia

La población de mayor riesgo son las mujeres jóvenes, aunque actualmente está incrementando el número de casos en hombres jóvenes. Todo esto tiene que ver con las presiones sociales y las “modas” en cuanto a la estética de los adolescentes. Las personas jóvenes habituadas a hacer dietas de adelgazamiento tienen mayor riesgo de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria, ya que las sensaciones de hambre y el hábito de controlar los alimentos, cambia la forma de relacionarse con la comida y les perpetúa en un ciclo de necesidad de control. Los acontecimientos vitales estresantes también pueden facilitar el surgimiento de un trastorno de la conducta alimentaria por los cambios emocionales que conllevan. En muchos casos, el control de las ingestas es un desplazamiento del deseo de control de otras áreas de la vida de la persona que se le escapan de las manos.

Tratamiento

En los casos más graves, el tratamiento de la anorexia nerviosa puede requerir la hospitalización, por una parte, para la estabilidad física del paciente y por otra para
reintroducir hábitos alimentarios saludables.

Tratamiento Psicológico de la anorexia

La terapia familiar es la más avalada por los estudios científicos en el caso de pacientes adolescentes. Involucrar a toda la familia en el tratamiento es algo positivo ya que se le ayudará a manejar adecuadamente su alimentación a la vez que se refuerzan los vínculos familiares. Con pacientes adultos se utilizan terapias integradoras, en las que se trabajan las distorsiones cognitivas en torno a la alimentación, se realizan programas de renutrición y mejora de hábitos y se atiende a aspectos de la personalidad como los rasgos compulsivos, para evitar recaídas.

Tratamiento Farmacológico de la anorexia

El tratamiento farmacológico se utiliza para manejar los síntomas de ansiedad y depresión que pueden acompañar al trastorno de la alimentación.

Cómo ayudar a familiar que padece anorexia

La mejor ayuda es apoyarle para que acuda a tratamiento. Evita que las conversaciones se restrinjan al tema de la alimentación o del aspecto físico, en su lugar demuéstrale que tu preocupación se centra en su salud y en su bienestar. Es importante que tu familiar o amigo sepa que estás dispuesto a ayudarle sin juzgarle.

Como detectar los primeros síntomas

Los primeros síntomas de la anorexia suelen ser una mayor preocupación por el aspecto físico, mirándose más en los espejos, hablando más de ello, comparándose…También
es frecuente que comience una pequeña restricción alimentaria o una disminución de la cantidad de comida ingerida.

Las personas con anorexia nerviosa suelen evitar comer en público y decir  frecuentemente que no tienen hambre. Además, el carácter también tiende a cambiar, volviéndose la persona más encerrada en sí misma, más irascible, perdiendo interés en las cosas que antes le importaban…
Si un familiar presenta estos síntomas es importante que acuda a un Psicólogo  para ser evaluado.

Reserve su cita

Solicite una cita o cuéntenos en qué podemos ayudarle
Le atenderemos lo antes posible.

Reservar cita
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial